3 nov. 2011

Apariciones en la carretera

Todos hemos oído hablar de avitamientos de fantasmas en la carretera, generalmente el de una muchacha joven y hermosa que se aparece a los hombres jóvenes. En esta entrada hablaremos de tres de las muchas versiones que tiene esta leyenda urbana.

Versión estadounidense


Pasaban pocos minutos de las 9 de la noche cuando Cobos quiso irse. Ya era de noche y el viento soplaba fuertemente. Antes de marcharse de su oficina activó la alarma. Cuando salió empezó a llover. Llegó a su viejo coche que para tener varios años se encontraba en buen estado y además después del accidente que tuvo la semana pasada. Puso la calefacción y se dispuso a marcharse a su casa. Cuando faltaban 50km se desató una tormenta. Encendió la radio para hacer el viaje menos pesado.

Giró a la derecha para incorporarse a la carretera comarcal por la que tendría que transitar varios kilómetros. La oscuridad lo cubría todo, solo los antiniebla rompían la oscuridad de la noche. Una sensación extraña le recorrió la espalda. Se paró en el arcén porque le entraron náuseas. Salió del vehículo para tomar el aire y a los dos minutos volvió a entrar. Miró por el retrovisor y vio en el asiento de atrás una figura, una mujer de largos cabellos negros y con la mirada perdida. Cobos se quedó de piedra porque no podía haber entrado, el coche no tenía puertas traseras y la puerta del copiloto estaba averiada desde el accidente.

Frenó en seco y se tapó los ojos con las manos rezando porque todo fuese una ilusión, un sueño.Volvió a mirar por el retrovisor y allí seguía. Salió de coche y empezó a sentir como el faltaba el aire, como unas manos le sujetaban el cuello mientras la mujer decía una y otra vez: Nos veremos en el infierno, allí es donde vivo desde que me atropellaste la semana pasada... Cobos calló inconsciente. Más tarde un policía le encontró y se lo llevó a un hospital cercano donde, tras contar lo sucedido, murió de un infarto la mañana siguiente.

Versión española


En una carretera cercana a Bilbao se aparecía durante todas las noches una joven a las personas que transitaban por esa carretera a altas horas de la noche. Las autoridades se tomaban todo aquello en broma hasta que uno de los suyos se encontró con ella...

El policía que la vio se encontró con ella y la identificó como una muchacha que había muerto años atrás en ese mismo tramo de carretera. Cuando pasó a su lado ella le dijo: Cuidado, aquí es donde morí...

Versión brasileña


Un matrimonio se disponía a pasar sus vacaciones en la zona costera. Para llegar a ella tenían que pasar por un bosque que tenía una carretera muy estrecha. De repente, una mujer ensangrentada que cojeaba se les acercó y les pidió ayuda porque se había caído por la carretera y su bebé estaba dentro del coche.

Sin pensárselo dos veces el marido fue en busca del bebé mientras su esposa, que era médico, curaba las heridas de la mujer. Cuando llegó al coche vio al bebé llorar y en el asiento del conductor estaba la misma mujer que había dejado con su esposa.

Cogió al bebé entre sus brazos y se lo llevó con su esposa. Cuando llegó solo veía a su mujer a la que le preguntó dónde había ido la señora de antes. La mujer dijo: parpadeé y ya no estaba. Fueron al hotel y cuidaron del bebé como si fuera suyo y la mujer de la carretera se les apreció diciéndoles: Gracias

Aqui os dejo un documental sobre este fenómeno:
    Primera parte
Segunda parte
 Tercera parte
Cuarta parte
Quinta parte
Sexta parte

No hay comentarios:

Publicar un comentario