13 nov. 2011

Ouija

La Ouija es un tablero en el que se muestran todas las letras del abecedario (dependiendo del idioma, ya que el tablero español tiene Ñ y el inglés no), los números del 0 al 9 y las palabras SI y NO. Durante las sesiones de Ouija se utiliza un cursor para que el espíritu señale la respuesta a lo que se le pregunte, normalmente suele ser una flecha con un hueco en el centro o un vaso.

Son muchos los que intentan conectar con los espíritus del más allá sin saber las precauciones necesarias para contactar con ellos. Los que carecen del conocimiento necesario normalmente son los que peor lo pasan. Donde se realiza depende de cada personas aunque lo mas ''graciosillos'' prefieren hacerlo en lugares abandonados o cementerios para hacerse los valientes. Los participantes suelen ser cuatro o más.



Casos reales:

1. El caso de Rosa

En 2009 hubo la desaparición de una joven de 18 años llamada Rosa. La madre preocupada avisó a las autoridades quienes no consiguieron ninguna pista acerca de Rosa hasta que recibieron la llamada anónima de uno jóvenes quienes habían contactado con Rosa.

La policía fue a interrogar al joven que hizo la llamada. Él le dijo que durante una sesión de ouija en el bosque la noche anterior un espíritu llamado Rosa decía que la había tirado por un barranco su novio y que, al ver en las noticias que una joven llamada Rosa había desparecido, decidió llamar a la policía. 

En efecto, la muchacha apareció en el lugar que había dicho el joven. El novio fue arrestado después de una prueba de ADN con restos de semen en las ingles de Rosa, lo que sugiere que antes de matarla la violó.

Los siguientes caso les han ocurrido a  persona cercanas a mi o a mis allegados y me han pedido que mantenga discreción por lo que no se van a dar nombres.


2. Caso 1: en Asturias

Unos jóvenes estaban en la casa de una chica jugando a la ouija. Mientras jugaban la madre de la chica estaba presente. Durante el juego todos salvo la chica tenían miedo. Al final de la sesión todos, menos ella, estaban aterrados. Cuando iban a acabar la chica dijo que no tenía miedo y de repente el vaso, que usaban de cursor, se rompió, al igual que toda la vajilla de la habitación. La madre de la chica también sentía miedo pero la chica seguía sin inmutarse.

Durante los días siguientes la chica se quedó varias veces sola en casa y no pasó miedo, hasta que un día que le regalaron un anillo se quedó sola. Dejó el anillo sobre la mesa del salón y la casa se quedó a oscuras. (...)* Cuando volvieron las luces el anillo ya no estaba, y sigue sin aparecer...

La chica sigue sin tener miedo pero dice una frase que no a pocos les dará escalofríos: ''Vale estar mas con los muertos que con los vivos''

3. Caso 2: en Asturias

Un día hace ya varios años los ----- de una amiga mía estaban jugando a la ouija en su casa con las ventanas cerradas y las persianas bajadas. A ellos les habían dicho que la ouija no funcionaba y por ello la probaron para pasar el rato, lo que pasó no se lo esperaba nadie:

Durante la sesión, en lugar de un cursor y tablero usaban un papel y un bolígrafo. De repente, el bolígrafo comenzó a escribir en el papel sin que nadie lo sujetara. El ------- de mi amiga era el destinatario de aquel escrito. En él traía que debía estudiar más y todo lo que le dice un abuelo a su nieto, ya que era el espíritu de su difunto abuelo quien escribió aquella carta. Desde aquel momento ellos no han vuelto a practicar sesiones de ouija.

*Lo que pasó durante el periodo que las luces estuvieron apagadas ha sido omitido porque solo ella lo sabe, ateniéndose de contarlo a cualquier persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario